Qué

Billy The Beat (en analogía con Billy The Kid) es un personaje que nace como idea en 2008, como concepto en 2010, como marca registrada en 2011 y por fin como proyecto en 2014. En principio surge de la intención de apoyar trabajos relacionados con el hip hop, de ahí que lleve un bate, jugando así con el doble sentido del término beat (en inglés significa golpear, y dentro del argot rap es como se denomina al ritmo instrumental sobre el que se rapea). Al mismo tiempo, procura ser una alternativa independiente y con personalidad buscando soluciones sencillas y simplificando los problemas, por eso su forma es también sencilla pero al mismo tiempo pretende ser diferente. De esta manera no puedes decir a primera vista a qué corresponde su imagen, alejándose por tanto de los estereotipos y los clichés previsibles tanto de música en general como de hip hop en concreto. Además de estos, su forma y diseño guardan relación con otros significados e ideas, pero esos creemos que es mejor no comentarlos y dejarlos a la imaginación de quien se los quiera plantear. Simplemente digamos que todo está ahí por algo, y por eso Billy es lo que es.

 

Quién

Billy es un tío que se identifica con la gente sana creativamente hablando, es decir, con quien desarrolla formas de expresión motivados principalmente por la propia ilusión de crear, sin que por ello haya que descuidar otros aspectos. Dice que le gusta la gente cuya obra es sincera, con corazón, y cuyas intenciones son claras. Por eso, procura ser una pequeña ayuda para quienes buscan enseñar y compartir lo que les gusta hacer, en estos tiempos tan deshumanizados y “siniestros” en los que la generación de contenidos multimedia, a menudo sin filtro, ni criterio, ni gusto, se utiliza en muchos casos para la búsqueda de pseudofama rápida, de aplauso fácil y de dosis de ego.

 

Cómo

Billy comenzó por motivos musicales, pero conoce a tanta gente que hace tantas cosas, que aprendió a valorar y apreciar lo que está hecho con ilusión incluso cuando no es de su ámbito, por lo que está abierto dar cabida en casa a todo tipo de proyectos que favorezcan el ocio y el entretenimiento. “Sólo” pide que sean serios, hechos con ganas, cariño e interés, y que tengan actitud. Con esto queda claro que www.BillyTheBeat.com no pretende ser un cajón donde se meta cualquier cosa con tal de generar tráfico en internet y visitas. Billy prefiere que hayan pocos trabajos si fuese necesario, pero que estén bien hechos y que le represente la idea, el estilo, la originalidad, lo que transmite o la forma de hacerlo. A Billy le gustan las cosas bien hechas.

 

Cuándo

Las prisas son malas consejeras, aunque tampoco es plan de dormirse en los laureles. Lo que merece la pena lleva su tiempo y requiere una espera. Las ideas hay que madurarlas y el trabajo hay que pulirlo. Para Billy, lo mejor es hacer las cosas como hay que hacerlas, con el interés que se merecen, con el tiempo que necesitan, y que estén cuando tengan que estar. Vivimos en la era de la inmediatez, lo queremos todo y por supuesto, todo ya. Demasiado estrés hay en las cosas que nos rodea como para andar también estresado haciendo lo que nos libera. Billy cree que cuando uno favorece el orden con buena voluntad y predisposición, las cosas vienen en el momento que deben. Pero para ello hay que ponerse manos a la obra.

 

Dónde

Lo que propone Billy es un punto de encuentro en internet para proyectos que le parecen interesantes. De hecho, la idea vino a raíz de querer exponer proyectos propios o cercanos sin que se quedaran en un simple enlace de descarga directa sin identidad que anduviese unos días por las redes sociales, pero que tampoco tuviesen que perderse entre otros cientos de trabajos dentro de plataformas de difusión en los que hay acceso pero no hay filtro. Y viendo esta necesidad en sí mismo fue cuando la identificó en más gente que le rodeaba, con lo que pensó en emprender la empresa de crear un sitio en la red para satisfacer estas necesidades suyas y de su entorno. Esto dio lugar al proyecto www.BillyTheBeat.com como portal de contenidos y como visión global de proyectos. De momento esto acaba de empezar. A dónde lleve lo dirán el tiempo, la constancia y la paciencia.